Los orígenes celtas de la cena de Halloween Madrid

La Cena de Halloween Madrid (que nosotros este año ofreceremos en una versión doble, tanto en El Diván Drag Dinner Show como en El Fogón de los Deseos) se ha convertido ya en una auténtica tradición. Lo cual es curioso, porque nunca ha sido una de nuestras tradiciones “clásicas”, como pueden serlo la Cena de Nochevieja en Madrid o los Reyes. Pero ¿cómo nació la Cena de Halloween Madrid?

EL ORIGEN DE LA CENA DE HALLOWEEN MADRID

Por muy sorprendente que pueda parecer, dado que la tradición de la Cena de Halloween Madrid es relativamente reciente, sus raíces se pueden rastrear hasta hace más o menos tres mil años. Hasta Samhain, el año nuevo celta. La noche de fin de verano.

En Samhain, el antecedente celta de la Cena de Halloween Madrid, se pasaba de la mitad clara del año (primavera-verano) a la mitad oscura (otoño-invierno), con la que empezaba un nuevo año. Se celebraba en la primera luna llena tras el equinoccio de otoño. Durante las tres noches que duraba la celebración, los celtas pensaban que los espíritus de los difuntos, así como otros espíritus, tenían permiso para acceder al mundo material.

Samhain, precursor de la cena de Halloween Madrid

De ahí vienen los orígenes de dos de las tradiciones más conocidas de la Cena de Halloween Madrid. Para aplacar a los espíritus, los celtas dejaban comida fuera de sus casa (de ahí, la cosa fue evolucionando hasta llegar a los dulces que se entregan a los niños en el “truco o trato”). También viene, aunque parezca algo tan moderno, la costumbre de disfrazarse. Más bien de ponerse máscaras horribles para que los espíritus tomaran al hombre disfrazado por uno de los suyos y no le hicieran mal alguno. Así que cuando te disfraces para la Cena de Halloween Madrid, estarás haciendo honor a una tradición milenaria.

LA CENA DE HALLOWEEN MADRID EN LA TRADICION CATOLICA

El convertir Samhain en la Víspera del Día de Todos los Santos fue otro de los intentos de la Iglesia Católica de adaptar los calendarios festivos paganos, al igual que hicieron con otras fiestas, como Navidad. Fue en el siglo octavo, de la mano del Papa Gregorio III, que fijó la fecha en el primero de noviembre, siendo su víspera, “All Hallow’s Eve”, el 31 de octubre. De esa Víspera de Todos los Santos se fue evolucionando hasta llegar a la Cena de Halloween Madrid.

Ni que decir tiene que, al igual que ocurría con otras fiestas paganas “convertidas” en fiestas religiosas, el pueblo llano mantuvo gran parte de las tradiciones asociadas, como los mencionados disfraces, el dejar la comida para satisfacer el “truco o trato” de los espíritus, etc., hasta llegar a la Cena de Halloween Madrid que conocemos en la actualidad.

La tradición de disfrazarse en la cena de Halloween Madrid

Resulta, además, muy apropiado que en la noche que los celtas creían que los espíritus de los difuntos se relacionaban con nosotros, la Iglesia Católica decidiera celebrar la festividad de Todos los Santos Difuntos.

En fin, que este es el remoto origen de la Cena de Halloween Madrid que celebraremos el próximo 31 de diciembre.

Si quieres celebrarla con nosotros, te invitamos a llamarnos al 91 345 14 20 para informarte y hacer tu reserva. Por cierto, el mejor disfraz tendrá como premio la cena gratis.

Feliz Halloween.