DESPEDIDAS DE SOLTERA MADRID 2016: DISFRACES

En las despedidas de soltera Madrid 2016 hay un montón de tradiciones, a cual más divertida. Para nosotros, a la hora de celebrar una cena de despedida de soltera, una de las más diertidas es la de disfrazarse.

DESPEDIDAS DE SOLTERA MADRID 2016 DE CUENTO DE HADAS

Y es que las participantes de las despedidas de soltera Madrid 2016 nos sorprendéis cada día más con vuestra originalidad para disfrazaros. Para las que estéis pensando en posibles disfraces, os dejamos algunas ideas.

Nos gustan especialmente los disfraces tematicos. Por ejemplo, disfraces basados en cuentos populares (en los que las asistentes van disfrazadas de personajes de películas famosas, por ejemplo).

Ya hemos tenido entre nuestras despedidas de soltera Madrid 2016, por ejemplo (y nos encantó) a Cruella de Vil y sus 101 Dálmatas (bueno, 101 no eran, pero cogéis la idea). Vinieron con un disfraz realmente trabajado y fue una noche muy, muy divertida.

DESPEDIDAS DE SOLTERA MADRID 2016 DE CUENTO DE HADAS

Otras ideas que se ocurren son, por ejemplo, Blancanieves y las 7 (o más) enanitas. ¿Os imagináis? O, rizando el rizo, ¿y si vestimos a la novia como al genio de Aladino y el resto de invitadas van vestidas del resto de personajes? Vamos, que seguro que se os ocurren muchas ideas para vuestras despedidas de soltera Madrid 2016.

DESPEDIDAS DE SOLTERA MADRID 2016 DE EPOCA

Otra posibilidad son los disfraces “históricos”. Tuvimos, por ejemplo, una despedida que la novia venía vestida de india y todas sus amigas disfazadas de vaqueros.

Otras posibilidades para las despedidas de soltera Madrid 2016 pueden ser:

Princesa medieval y caballeros. O, rizando el rizo, caballero medieval y princesas. Lo que os resulte mas divertido.

Senadora romana y legionarios. O Julio César y los galos de la aldea de Astérix (ese queremos verlo).

¿Cuales se os ocurren a vosotros?

Por supuesto, con esto no se agotan las ideas para las despedidas de soltera Madrid 2016. También podéis inspiraros en películas, en la fantasía más alocada, venir vestidas, qué se yo, de juego de té (y cantas aquello de “soy una taza…”) y muchas cosas más.

Lo principal es echarle fantasía y dvertirse.